Tiempo de higos

Nos confesamos fans de los higos. El que los amemos tanto quizá tenga que ver con que son difíciles de encontrar (su temporada, en otoño, es muy corta). Quizá sea el color rosado de su pulpa (¡sí! también nos encanta el rosa), su textura suave o tal vez su sabor sutil que no se parece a ningún otro. O quizá sea todo junto…

Esta semana compramos un kilo de higos negros en el mercado (aunque son caros, son mucho más baratos aquí que en el super). Al comprarlos, escoge aquellos firmes al tacto –evita los muy blandos– y cómpralos justo un día o dos antes de prepararlos, pues se echan a perder muy rápido. Puedes preparar un rico postre de higos o, si quieres conservarlos durante más tiempo, una mermelada gourmet como la nuestra.

Para hacer mermelada de higos:

Lávalos, quítales el rabo y córtalos en pedazos medianos. Colócalos en una olla pequeña con un poco de agua (una taza de agua por una de higos, aproximadamente; no te preocupes si pones agua de más, sólo tienes que dejar que se evapore para que tome la consistencia de una mermelada). Agrega azúcar mascabado al gusto y el jugo de medio limón. Remueve constantemente para que la mezcla no se pegue al fondo y se queme. Al cabo de unos 15 o 20 minutos la fruta estará blanda, así que puedes aplastarla con un machucador o bien dejar los trozos enteros, como una compota. Deja la olla destapada para que se evapore el agua y quede una consistencia espesa. Deja enfriar y guarda en un recipiente sellado en el refrigerador.

Con esta mermelada puedes hacer un original cheesecake. ¿O qué tal un bagel con queso crema untable y mermelada de higos para el desayuno?

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Mantequilla de canela

La semana pasada compramos mucha mantequilla para hacer galletas de chocolate. Nos sobró bastante, así que decidimos experimentar y añadirle algo de sabor para untar sobre pan. Quedó deliciosa; pueden untarla sobre pan o usarla para hacer panqués. Les advertimos que puede llegar a ser  adictiva.

Ingredientes

2 barras de mantequilla de buena calidad (recomendamos la Gloria Gourmet, viene con un empaque metálico)

1 taza de azúcar mascabado

1 taza de miel de abeja o agave

2 cucharaditas de canela

Procedimiento

Mezcla bien todos los ingredientes con un globo o batidora; la mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente. Coloca en un botecito de vidrio y cubre con una tapa o tela. Fácil, ¿a poco no?

 

2 comentarios

Archivado bajo Recetas

Galletas de chocolate sin azúcar

Seguramente son, como nosotras, fanáticos de las galletas de chocolate con chispas. Sin embargo, sabemos que no pueden comerlas tan seguido como quisieran –por aquello del azúcar, las calorías, etc.–.  Por eso hemos ideado esta receta de galletas sin azúcar: el resultado es exquisito, el sabor dulce del jarabe de agave es más sutil y la consistencia es suave, como la de un pan. Pueden comerlas sin remordimientos y son perfectas para personas diabéticas. ¿Qué mas pueden pedir?

Ingredientes

2 tazas de harina integral
1/2 cucharadita de polvo para hornear
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4 cucharadita de sal
1/2 taza de cocoa en polvo sin azúcar (yo uso Hershey’s)
140 gramos de mantequilla ablandada
1 taza de miel de maguey (si quieren usar azúcar mascabado, usen media taza menos de harina)
1 huevo
1 chorrito de vainilla líquida
Chispas de chocolate, nueces, almendras picadas… lo que se les ocurra.

Preparación

Pasa la harina, los polvos, la sal y cocoa por un colador. Mezcla bien. En otro recipiente, bate la mantequilla con una palita de hule hasta que se acreme y tome un color amarillo pálido. Añade la miel, el huevo y la vainilla y revuelve. Mezcla con la harina, añade las chispas y nueces. La masa tiene que quedar firme y no pegarse a las manos; si esto pasa, añade más harina. Haz una bola y mójate las palmas de las manos; toma pedazos de masa y forma bolitas de aproximadamente 5 centímetros de diámetro. Colócalas sobre una charola engrasada con unos 5 centímetros de separación entre ellas. No las aplastes, solitas se expandirán. Hornea por 20-25 minutos a 160 grados centígrados, o hasta que cuando las toques con el dedo, se hundan y vuelvan a inflar como una esponja. No las dejes demasiado tiempo o se endurecerán. Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Gelatina de cajeta

Esta gelatina, un clásico en las mesas mexicanas, puede adaptarse para hacer una versión saludable. Les recomedamos usar cajeta orgánica (la de Aires de Campo es buenísima) y hacer su propia leche condensada.

Ingredientes

3 tazas de agua
1 taza de leche condensada
1 1/2 tazas de cajeta
3 yemas de huevo batidas
4 sobres/cucharadas de gelatina sin sabor
1 lata de media crema

Preparación

En un cazo, pon al fuego las 3 tazas de agua con la leche condensada y la cajeta. Revuelve bien; antes de que hierva, incorpora 3 yemas batidas y sigue removiendo. Disuelve la gelatina sin sabor en una taza de agua fría y luego derrite en el microondas; agrega a la mezcla anterior y revuelve bien. Por último, agrega la media crema, cuela y refrigera hasta que cuaje.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Crumble de pera, macadamia y chocolate

Lo recomendamos calientito, recién salido del horno. ¡Buen provecho!
Ingredientes

3 peras o manzanas (las manzanas son más dulces, las peras son de sabor más sutil)
Una taza de azúcar mascabado
Vainilla líquida
¾ de taza de nueces de macadamia picadas finamente
1 barra de mantequilla
Una barra de chocolate oscuro (el mío tenía naranja)
Una taza de harina
Preparación
Cortamos las manzanas o peras en cuadritos y las ponemos en un cazo a fuego bajo con un poco de azúcar (aproximadamente 1/3 de la taza) y un chorrito de vainilla. Dejamos que se ablande, se entibie y colocamos sobre un molde redondo.
Para hacer el crumble, mezclamos la harina con la mantequilla ablandada hasta hacer una pasta con muchos grumos. Añadimos el azúcar, una pizca de sal marina triturada y las nueces en trozos. Desmenuzamos encima de la mezcla de peras o manzanas hasta cubrir por completo. Para terminar, colocamos trozos del chocolate por encima y metemos en el horno por unos 20 minutos.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Pay de mango

Los mangos mexicanos están en su mejor punto: dulces, grandes y jugosos. Si ya hicieron el crumble de plátano y mango y aún no se les quita el antojo de esta fruta de temporada, aquí les dejamos otra receta para que sacien su gula. Es muy sencilla de hacer, rápida y deliciosa.

Ingredientes

1 taza de leche condensada

5 huevos

3 mangos grandes (más dos para decorar)

1 base de pay (galleta molida con mantequilla, se le puede añadir brandy y almendra molida)

Preparación 

Licuar la leche, los huevos y un mango. Vaciar la mezcla sobre la concha de pay y añadir el resto de las rebanadas cortadas en cuadritos. Hornear a 200 grados centígrados durante 40 minutos; el pay se inflará, pero recobrará su tamaño al salir del horno. Dejar enfriar. Decorar con dos mangos más cortados en cubitos y coco rallado orgánico (a nosotras nos encanta el de Aires de Campo).

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Natilla de cajeta

El sábado tuvimos invitados en casa; hicimos este postre y a todos los encantó, sobre todo a los niños. Después de todo, ¿A quién no le gusta la cajeta? Les recomendamos que usen una orgánica, como la de Aires de Campo. Aquí les dejamos la receta:
Rinde 6 porciones

Ingredientes
1 lata de leche evaporada
1 taza de agua
1 1/2 taza de cajeta
4 yemas de huevo
2 cucharadas fécula de maíz copeteadas
1/4 taza mantequilla (recomendamos la gloria gourmet)
1/2 taza nuez picada

Preparación 
En un recipiente al fuego mezcla la leche, el agua y la cajeta, moviendo continuamente. Cuando hierva, agrega las yemas y la fécula de maíz previamente disuelta en un poco de agua. Cocina hasta que espese (tarda un poco). Retira del fuego y añade la mantequilla mezclando bien. Vacía en una dulcera y decora con la nuez picada. Deja enfriar y sirve.

Sirve en un tazón grande o en porciones individuales.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Tarta de moras y chocolate (dos versiones)

La semana pasada, como ya es costumbre, fuimos al mercadito. Compramos muchas zarzamoras y el vendedor de fruta nos regaló otras tantas (ya somos cuates). Como ya estamos hartas de tantos licuados de zarzamora, decidimos hacer algo diferente con ellas. El miércoles nos regalaron un chocolate amargo suizo y entonces se nos prendió el foco: era la oportunidad perfecta para hacer una tarta de zarzamoras y chocolate. Hicimos dos tartas distintas cuya receta les compartimos a continuación.

Tarta no. 1

Ingredientes

Para la masa

250 g. de harina

150 g. de mantequilla (si no pueden conseguir de rancho, les recomendamos la marca Gloria Gourmet).

80 g. de azúcar morena

45 g. de almendra o nuez molida

una pizca de sal marina

1 huevo

Para el relleno

1 frasco de mermelada de zarzamora

200 gr. de chocolate amargo (les recomendamos el Hershey’s de repostería)

200 ml. de crema líquida

Preparación:

Hierve la crema en un cazo y agrega el chocolate en trozos hasta que se derrita. Reserva la mezcla.

Mezcla los ingredientes de la masa en una batidora hasta obtener una masa compacta y deja reposar unos minutos. Vierte la masa sobre un molde redondo y aplasta con los dedos; pica con un tenedor y hornea a 180 ºC  durante 20 minutos o hasta que dore.

Deja enfriar la tartaleta y rellena con la mermelada de zarzamora. Agrega por encima la mezcla de chocolate, refrigera por una hora y sirve.


Tarta no. 2

Como nuestro molde era muy pequeño, nos sobró mucha masa, mermelada y chocolate. Teníamos una cajita de moras azules; entonces, tomamos un molde desmontable, aplastamos el resto de la masa (sin levantarla en las orillas, quedó completamente plana). Agregamos moras y mermelada de zarzamora y cubrimos con el chocolate. ¡Ambas versiones quedaron muy ricas!

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

“La Docena Sucia”

Cada año, la organización ambiental Environmental Working Group (EWG) elabora una lista de los 10 vegetales más “sucios”, es decir, aquéllos que contienen más pesticidas (y que, por lo tanto, son más peligrosos para nuestra salud).

Sabemos que resulta difícil que toda la despensa que compremos sea orgánica, pues ésta suele ser más cara que la convencional; por eso, es fundamental que sepamos qué alimentos es indispensable que provengan de una agricultura limpia y qué otros podemos comprar en un supermercado tradicional.

Aquí la dichosa lista:

La “docena sucia” (compra orgánico)

1. Manzanas

2. Apio

3. Fresas

4. Duraznos

5.  Espinacas

6. Nectarinas importadas

7. Uvas importadas

8. Pimientos rojos

9. Papas

10. Moras azules

11. Lechugas

12. Coles/ repollos verdes

“Los 15 más limpios” (con menos pesticidas)

1. Cebollas

2. Maíz dulce

3.  Piñas

4. Aguacates

5. Espárragos

6. Chícharos o guisantes

7. Mangos

8. Berenjenas

9. Melón doméstico

10. Kiwis

11. Col lombarda (roja)

12. Sandías

13. Camotes

14. Toronjas

15.  Champiñones

Para saber más: http://www.ewg.org/foodnews/summary/

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Crema bávara de mango

Si son, como nosotras,  visitantes asiduas de los mercados, sabrán que es temporada de mangos. Como nos encantan y queremos aprovecharlos al máximo, les compartimos la primera de varias recetas que los tienen como ingrediente principal.

La crema bávara (o crème bavaroise) es una mezcla de frutas frescas, gelatina, crema o nata, leche caliente y yemas batidas. Es deliciosa e ideal para estos días de calor, pues se sirve fría.

Ingredientes

1 ½ taza de leche
5 yemas de huevo
3/4 taza de azúcar mascabado
3 cucharadas de grenetina
1 1/3 tazas de pulpa de mango
2 ½ tazas de crema para batir
2 mangos frescos rebanados finamente

Preparación

Primero, hervimos la leche. Batimos las yemas con el azúcar hasta que estén pálidas; mezclamos con un poco de la leche, regresamos a la cacerola y cocinamos a fuego bajo, sin dejar de batir, hasta que espese. Reservamos.

Por otro lado, hidratamos la grenetina y la incorporamos a la base de leche y yemas mientras todavía está caliente para que se funda. Colocamos todo en el vaso de la licuadora.

Licuamos con la pulpa de mango y vaciamos en un tazón.

Batimos la crema a punto de picos suaves y envolvemos con la mezcla anterior. Vaciamos un poco de la crema bávara en el molde, cubrimos con rebanadas de mango y continuamos alternando hasta terminar con la crema. Refrigeramos unas tres horas, hasta que cuaje.

Podemos acompañar con una salsa de mango. Para prepararla, necesitamos licuar dos mangos con 3/4 de taza de azúcar y un poco de agua y poner al fuego hasta que espese. Servimos ya fría.

También podemos utilizar mameyes en lugar de mangos, sólo que será necesario que usemos menor cantidad de azúcar ya que se trata de una fruta más dulce.

1 comentario

Archivado bajo Recetas