Archivo de la categoría: Recetas

Receta de pay de calabaza

pay calabaza

Se acerca el fin de año y no puedo evitar emocionarme como una niña. No es por los días de vacaciones, las reuniones familiares, ni siquiera los regalos. ¿La verdadera razón? El pay de calabaza, que sólo puede hacerse en esta época del año.

Esta receta la heredé de mi madre, quien creo que la heredó de mi abuela, pero no estoy segura. Lo verdaderamente importante es que es deliciosa (y ya sé que suena a cliché, pero es de lo más fácil del mundo de hacer).

Aprovechen los últimos meses del año para comprar calabazas (MUCHAS calabazas) y hacer cuantos pays puedan. Qué hagan con ellos, ya pensarán después: los pueden congelar, regalar, comer todos (como hice yo), llevar al trabajo… en fin. Y si pasa la temporada y siguen con antojo, siempre pueden correr al Wal-Mart más cercano para comprar una latita de pulpa de calabaza. No sabrá exactamente igual, pero el resultado será muy parecido.

Bueno, ahí va.

Ingredientes

3/4 taza de azúcar mascabado

1/2 cucharadita de sal

1 taza de calabaza de Castilla cruda

1 lata de leche evaporada

2 huevos ligeramente batidos

Canela en polvo

Nuez moscada

Jengibre en polvo

Clavo molido

Una pizca de sal

Para la concha:

Galletas María trituradas

1 barra de mantequilla sin sal

Procedimiento

Haz la costra del pay con las galletas y la mantequilla derretida. Calienta el horno a 200 grados centígrados. Licua todos los ingredientes  y añade las especias dependiendo de tu gusto. Voltea sobre la costra y hornea hasta que, al meter un palillo, éste salga limpio. Puedes servir con crema batida o así, solito, como a mí me gusta.

pay calabaza 2

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Tarta de higos con queso ricotta

Higospay-higos

Nos emociona muchísimo que la temporada de higos esté nuevamente aquí. Por eso, cuando vimos en la calle un carrito lleno de higos frescos, no dudamos en comprar un kilo. Bueno, fue medio, porque estaban bastante caros… Pero suficiente para hacer una rica tarta con otros ingredientes que ya teníamos en la despensa.

Ingredientes

Una porción de masa brisée

400 gramos de higos frescos

4 huevos

250 gramos de queso ricotta fresco

150 gramos de pistaches tostados

1/2 taza de azúcar mascabado

2 cucharadas de miel de abeja o agave

Una cucharadita de canela molida

Una cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

Coloca la masa brisée sobre un molde redondo. Bate los huevos y añade los demás ingredientes. Mezcla bien y vacía sobre la costra. Hornea durante 45 minutos a 160 grados o hasta que la superficie del pay esté ligeramente dorada. Deja enfriar y sirve.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Masa quebrada o brisée

Tarta tatin de xoconostle hecha con masa quebrada.

Tarta tatin de xoconostle hecha con masa quebrada.

Masa quebrada, masa para tartas, pasta brisa, pasta brisée, como quieran llamarle. Lo importante es que esta masa es muy fácil de hacer y también muy versátil: puede ser la base de quiches, tartaletas y tartas tanto dulces como saladas.

Ingredientes

250 gramos de harina de trigo (nosotras usamos la mitad de harina integral, la mitad blanca)

125 gramos de mantequilla

1/2 cdita. de sal

2 cdas. de azúcar

1 huevo

Preparación

Mezcla los polvos y cierne. Limpia una superficie plana, coloca la mezcla de polvos haciendo un pequeño monte con las manos y haz un hoyo en el centro. Coloca la mantequilla fría en cubos pequeños, y con los dedos incorpora a la mezcla anterior hasta obtener una textura arenosa. Agrega el huevo y trabaja un poco más con las manos, hasta obtener una pasta elástica y firme. Refrigera durante 20 minutos.

Saca y extiende con la ayuda de un rodillo.

Así preparamos la tarta de xoconostle.

Así preparamos la tarta de xoconostle.

Así preparamos la tarta de xoconostle.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Tarta tatin de xoconostle

Tarta tatin xoconostle 2013

Los xoconostles son unos frutos pequeños similares a las tunas, aunque a diferencia de éstas, son bastante ácidos. Son poco atractivos a la vista (parecen el hermano feo de las tunas), pero un verdadero tesoro para los conocedores de la cocina mexicana. Con ellos se hacen salsas, mermeladas y conservas; se cortan en tiritas, se deshidratan y se les añade chilito con sal para comer como botana… se nos hace agua la boca.

Por si fuera poco, con los xoconostles también se puede hacer la tarta tatin más rica del mundo (¡háganse a un lado, franceses!). Así que, la próxima vez que vayan al mercado, no los pasen de largo. Llévense un kilo. O dos, o tres…

Ingredientes

Para la base

1 porción de masa quebrada (o brisée)

Para el relleno

1 kilo de xoconostle

1 taza de azúcar mascabado

120 gramos de mantequilla

Preparación

El primer paso es retirar la piel a los xoconostles. Esto se puede hacer fácilmente con un cuchillo, haciendo un corte longitudinal. Cuando ya estén pelados, córtalos por la mitad y retira las semillas.

Coloca un molde de 24 centímetros (de preferencia desmontable) sobre el fuego bajo. Derrite la mantequilla y el azúcar y mueve hasta caramelizar. Coloca las mitades de xoconostle con la parte convexa hacia abajo, y cuida que no quede ningún espacio sin rellenar. Cocina durante un par de minutos a fuego bajo.

Coloca la masa extendida sobre los xoconostles y presiona. Elimina la masa que quede fuera de los bordes (puedes hacer figuritas y hornearlas como galletas). Haz pequeños cortes con un cuchillo y mete en el horno precalentado, 180 grados centígrados por aproximadamente 40 minutos, o hasta que la pasta esté bien cocida. Saca del horno, deja enfriar y voltea.

Éstos nos los trajo Pola desde San Miguel de Allende.

Éstos nos los trajo Pola desde San Miguel de Allende.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Casquitos de guayaba

Guayabas

Sirve con queso fresco o doble crema.

¡Ya está aquí la temporada de guayabas! Para aprovechar estas exquisitas frutas al máximo, puedes preparar mermeladas, ate, pays o estos deliciosos dulces típicos de la isla de Cuba. Elige guayabas grandes y maduras, aunque no demasiado suaves para que no se deshagan. Y no olvides guardarnos unas cuantas para que las probemos, tenemos que dar el visto bueno…

Ingredientes

2 kilos de guayabas

Azúcar morena

Canela recién molida

Agua pura

Queso doble crema

Anís (opcional)

Preparación

Lava las guayabas, corta el rabo y pélalas. Quítales la pulpa hasta que queden huecas, como una especie de casco. Colócalas al fuego con la llama baja; cúbrelas con agua y añade dos tazas de azúcar, la canela y el anís. Deja cocer sin tapar por aproximadamente una hora y media, hasta que se forme un almíbar, las guayabas estén blandas y toda la casa huela delicioso. Sirve con el almíbar y acompaña con un trozo de queso.

guayabas 2

Preparamos nuestros casquitos con azúcar traída directamente desde Cuba.

Preparamos nuestros casquitos con azúcar traída directamente desde Cuba.

guayabas 3

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Trufas de chocolate al brandy

Amamos las trufas de chocolate porque se deshacen en la boca, son lo suficientemente pequeñas para no empalagar, y por el sutil sabor a licor que dejan en la boca. ¿Ya te las antojamos? Aquí una receta sencilla, rápida y muy rica.

Ingredientes

125 gramos de chocolate oscuro

1 trocito de mantequilla

3 cucharadas de brandy o ron

50 gramos de coco rallado (sin azúcar)

100 gramos de pan molido

4 cucharadas de azúcar glass

Para cubrir:

cocoa en polvo (sin azúcar)

azúcar glass

Preparación

Trocea el chocolate en partes iguales y funde a baño María junto con la mantequilla. Retira del fuego y añade el coco, pan molido, azúcar y ron. Mezcla hasta que se forme una pasta; si es necesario añade más ron. Forma bolitas con las manos y colócalas sobre una bandeja con papel encerado. Guarda en el congelador por media hora. Al sacarlas,  cubre la mitad con cocoa en polvo y la otra azúcar glass. Colócalas en capacillos y guarda dentro de una bolsa de celofán.

la foto (9)

la foto (8)

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas, Uncategorized

Mermeladas para enamorar

mermeladas

Dicen que el amor entra por la boca, y para nosotras nada es más cierto. Por eso creemos que la mejor forma de enamorar a esa personita o de demostrar cariño a un ser querido es prepararle algo con las propias manos. Cualquiera puede comprar un regalo en el centro comercial, así que ¿por qué no cambiar la dinámica esta vez y obsequiar una parte de ti mismo (a)?

Esta Navidad, en lugar de comprar los típicos regalos, decidimos preparar mermeladas y regalarlas a quienes más queremos. Hicimos de cuatro frutas: higos, naranjas, fresas y guayabas. Ya hemos compartido las recetas de la mermelada de higos y la mermelada de fresas, así que ahora compartiremos las otras dos.

Algunos tips:

Compra la fruta en mercados o tianguis, es más barata y mucho más fresca.

Utiliza azúcar mascabado de la mejor calidad; el que venden en el súper es casi refinado con un ligero tinte a café. Te sugerimos comprarlo en tiendas donde venden ingredientes para repostería. Nosotras lo compramos en el Molino El Piquín, que se encuentra en La Joya, Tlalpan (t. 24579427).

Utiliza un cazo grande de base gruesa, de preferencia de acero inoxidable, cobre o aluminio. Para remover usa una cuchara grande de madera.

Escoge fruta madura y en buenas condiciones.

Importante: tradicionalmente, las mermeladas se preparan con la misma cantidad de fruta y azúcar. A nosotras no nos gustan demasiado dulces, por lo que añadimos menos azúcar. Es cuestión de gusto.

#1: Mermelada de naranja y brandy

Ingredientes

Naranjas maduras

Azúcar mascabado

1 pedacito de tela manta de cielo o de filtro para café

Un puñado de clavos de olor

Brandy

Jugo de un limón

Preparación

No les vamos a mentir: esta receta requiere algo de trabajo y tiempo. Lo primero que hay que hacer es pelar las naranjas (puedes hacer cortes verticales con un cuchillo para retirar la cáscara más fácilmente). Retira la membrana de los gajos, de manera que sólo quede la pulpa. En cuanto a las cáscaras, con un cuchillo retira toda la parte blanca (¡es un trabajo arduo!) y córtalas en tiras delgadas. Separa las semillas y colócalas en una tela manta de cielo, un filtro para café o una bolsita para té y amarra bien.

Coloca la pulpa de la fruta, las cáscaras, la bolsita con semillas y los clavos de olor en un cazo con poca agua (ésta apenas tiene que cubrir la fruta). Cuece a fuego lento durante unos minutos, hasta que la fruta se ablande. Añade el azúcar (la cantidad proporcional a la fruta que colocaste, o un poco menos si no quieres la mermelada tan dulce) y el jugo de medio limón para que espese. Añade un chorrito de brandy y deja cocer por unos minutos más sin tapar para que se evapore el agua. Aplasta la fruta con un aplasta-papas.

Al cabo de unos minutos (20, 30 o 40… depende de la cantidad de mermelada que hayas puesto al fuego), la mezcla comenzará a espesar y tomar una consistencia viscosa. Entonces apaga el fuego y deja enfriar. Toma en cuenta que la mermelada espesará aún más al enfriar. Retira la bolsita de semillas y envasa.

cascaras

naranjas

semillas

#2: Mermelada de guayaba y canela

Ingredientes

Guayabas maduras

Unas ramitas de canela

Azúcar mascabado

Un chorrito de brandy

El jugo de medio limón

Preparación

Quita el rabito de las guayabas, pártelas en trozos y retira las semillas. Colócalas en un cazo con con poca agua (que apenas cubra la fruta) y dos ramitas de canela. Deja cocer a fuego bajo y cuando la fruta esté blanda, añade el azúcar (lo proporcional a la fruta que usaste o un poco menos), el chorrito de brandy y el jugo de medio limón. Deja cocer hasta que espese. Puedes dejar la fruta entera o aplastarla con un aplasta-papas. Retira del fuego cuando la mezcla tome una consistencia espesa, un poco viscosa, y deja enfriar. Toma en cuenta que cuando se enfría, la mermelada espesa aún más.

mermeladas 2

Cómo envasar:

Compra envases de vidrio que tengan tapa hermética. Nosotras sólo conseguimos unos pequeños sin tapa hermética, así que se tendrán que consumir máximo en dos semanas. Lava bien los envases y colócalos en agua hirviendo con las tapas (sin cerrar) por unos 20 minutos. Saca del agua con pinzas, rellena y tapa. Para sellar al vacío, vuelve a colocar en agua hirviendo hasta que la tapa se infle, saca del agua y coloca sobre una charola. Deja reposar por 24 horas.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

El imprescindible pastel de chocolate

Decora con chocochispas, nueces, fresas o lo que se te ocurra.

Decora con chocochispas, nueces, fresas o lo que se te ocurra.

Dicen por ahí que, si no puedes contra el enemigo, te unas a él. Nosotras lo vemos así: si no puedes resistirte al chocolate (y siendo sinceras, ¿quién ve en el chocolate un enemigo?) entonces hornea un deliciosísimo pastel para saciar su antojo… Vaya que sabemos sacar provecho de las moralejas.

Este pastel nos gusta por varias razones: porque es de chocolate, porque es fácil de hacer y porque a todos les gusta. Además nos encanta cómo se ve. Es perfecto para fiestas de cumpleaños, sobre todo infantiles. Así que prendan su horno, amárrense el delantal y traten de no chuparse demasiado los dedos.

Ingredientes

  • 1 taza de harina de hot cakes sin azúcar
  • 1 taza de harina integral de trigo
  • 1 taza de azúcar mascabado
  • ½ taza de mantequilla derretida, a temperatura ambiente
  • 1 taza de leche
  • ½ taza de cocoa en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 3 huevos

Para la cubierta:

  • 1 barra de chocolate semiamargo (aproximadamente 150 gramos)
  • 1 botecito de crema (lo equivalente al chocolate)

Preparación

Lo primero que hay que hacer es engrasar y enharinar un molde redondo, de preferencia desmontable. Cierne las harinas, la cocoa y el polvo para hornear. En el tazón de la batidora coloca los huevos y el azúcar; bate a velocidad alta hasta que la mezcla se esponje. Baja la velocidad y añade la leche, la mantequilla derretida y los ingredientes secos, alternando hasta que crear una mezcla homogénea. Vacía sobre el molde y hornea a 180 grados centígrados durante 40 minutos, o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Saca del horno, desmolda y deja enfriar sobre una rejilla.

Para la cubierta:

Hierve la crema e incorpora la misma cantidad de chocolate en trozos. Remueve hasta que se funda completamente y quede una mezcla tersa y líquida. Vierte sobre el pastel y deja que el exceso escurra sobre la rejilla. Espera a que escurra completamente y mete en el refrigerador por unos minutos.

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Tiempo de higos

Nos confesamos fans de los higos. El que los amemos tanto quizá tenga que ver con que son difíciles de encontrar (su temporada, en otoño, es muy corta). Quizá sea el color rosado de su pulpa (¡sí! también nos encanta el rosa), su textura suave o tal vez su sabor sutil que no se parece a ningún otro. O quizá sea todo junto…

Esta semana compramos un kilo de higos negros en el mercado (aunque son caros, son mucho más baratos aquí que en el super). Al comprarlos, escoge aquellos firmes al tacto –evita los muy blandos– y cómpralos justo un día o dos antes de prepararlos, pues se echan a perder muy rápido. Puedes preparar un rico postre de higos o, si quieres conservarlos durante más tiempo, una mermelada gourmet como la nuestra.

Para hacer mermelada de higos:

Lávalos, quítales el rabo y córtalos en pedazos medianos. Colócalos en una olla pequeña con un poco de agua (una taza de agua por una de higos, aproximadamente; no te preocupes si pones agua de más, sólo tienes que dejar que se evapore para que tome la consistencia de una mermelada). Agrega azúcar mascabado al gusto y el jugo de medio limón. Remueve constantemente para que la mezcla no se pegue al fondo y se queme. Al cabo de unos 15 o 20 minutos la fruta estará blanda, así que puedes aplastarla con un machucador o bien dejar los trozos enteros, como una compota. Deja la olla destapada para que se evapore el agua y quede una consistencia espesa. Deja enfriar y guarda en un recipiente sellado en el refrigerador.

Con esta mermelada puedes hacer un original cheesecake. ¿O qué tal un bagel con queso crema untable y mermelada de higos para el desayuno?

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Mantequilla de canela

La semana pasada compramos mucha mantequilla para hacer galletas de chocolate. Nos sobró bastante, así que decidimos experimentar y añadirle algo de sabor para untar sobre pan. Quedó deliciosa; pueden untarla sobre pan o usarla para hacer panqués. Les advertimos que puede llegar a ser  adictiva.

Ingredientes

2 barras de mantequilla de buena calidad (recomendamos la Gloria Gourmet, viene con un empaque metálico)

1 taza de azúcar mascabado

1 taza de miel de abeja o agave

2 cucharaditas de canela

Procedimiento

Mezcla bien todos los ingredientes con un globo o batidora; la mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente. Coloca en un botecito de vidrio y cubre con una tapa o tela. Fácil, ¿a poco no?

 

2 comentarios

Archivado bajo Recetas