Archivo mensual: abril 2012

Galletas de ralladura de limón

Si ya leyeron a @pola_cocina_asi, sabrán que el sábado nos reunimos (al fin) para unir fuerzas en la cocina. Claro, no sin antes visitar una tienda en la Colonia Del Valle –un verdadero paraíso gourmet– donde nos abastecimos de especias, frutas raras, mantequilla fina y otras curiosidades culinarias.

Durante la tarde, cocinamos un riquísimo salmón asiático con miel;  para el postre, Pola horneó una tarta de peras con chocolate y cardamomo que nos devoramos en cuestión de segundos y nosotras, unas galletas integrales de ralladura de limón.

Les compartimos la receta de estas galletas, de sabor sutil e idealas para acompañar con té. Edna, quien nos las pidió, nos preguntó si les poníamos Toloache para que supieran tan buenas… nada de eso. He aquí la receta para que las puedan hacer en casa.

 

Ingredientes

  • 4 tazas de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita de polvo para hornear (puede sustituirse por 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/2 cucharadita cremor tártaro)
  • media cucharadita de bicarbonato de sodio
  • media cucharadita de sal
  • 1 taza de mantequilla suavizada
  • 1 taza y media de azúcar mascabado
  • 2 huevos grandes ligeramente batidos
  • la ralladura de 2 limones amarillos (nosotras los encontramos en City Market de la Colonia del Valle)
  • el jugo de 2 limones amarillos
  • un chorrito de leche

Mezclamos los ingredientes secos y la ralladura de limón; por otro lado, batimos la mantequilla con el azúcar hasta mezclar y agregamos los huevos y el jugo de limón. Añadimos poco a poco la mezcla de harina y batimos hasta que se forme una masa homogénea.

Limpiamos bien una mesa; colocamos encima la masa y agregamos leche (y si es necesario, harina) hasta formar una bola que no se pegue a la superficie. Entonces dividimos en dos partes iguales y formamos dos cilindros que cubrimos con plástico. Refrigeramos por 30 minutos o más.

Cuando sacamos del refrigerador, cortamos en rebanadas y formamos bolas con las manos. Aplastamos sobre una charola engrasada (o podemos usar unos tapetes de silicona para hornear) y horneamos durante 15 minutos a 150 grados o hasta que las orillas estén ligeramente doradas. Dejamos enfriar sobre una rejilla durante unos minutos y ¡listo! Podemos disfrutar con un rico té de hojas de limón. Disfrútense sin remordimientos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas, Uncategorized

Leche condensada casera

La leche condensada no tiene por qué no ser saludable.

A todos nos gusta la leche condensada; muchos incluso la comemos a cucharadas. Es un ingrediente básico para la repostería, pero tiene un problema: está saturada de azúcar (refinada, por supuesto). Sin embargo, no hay por qué entrar en pánico: podemos elaborar nuestra propia leche condensada a partir de ingredientes más saludables. El resultado es delicioso y puede incluso untarse sobre pan. Aquí la receta:

Ingredientes

  • 1 taza de leche en polvo sin azúcar
  • 1 taza de azúcar mascabado
  • media cucharadita de canela en polvo
  • una cucharadita de esencia de vainilla 100% natural
  • media taza de agua

Preparación

Colocamos todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo y removemos. La leche condensada tomará su consistencia en aproximadamente una hora; mientras, es importante remover para que la mezcla no se pegue al fondo. No hay que esperar a que espese demasiado, pues se espesará aún más al enfriarse. ¡Listo, a disfrutar!

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas

Despensas orgánicas a domicilio: del campo a la puerta de tu casa

Sucede a menudo que tenemos la convicción de llevar una alimentación saludable y de aportar nuestro granito de arena al cuidado del medio ambiente, pero por falta de tiempo, no acudimos a los lugares donde se venden productos ecológicos y no nos queda más remedio que comprar nuestra despensa en el supermercado.

Sin embargo, una nueva opción nos quita esa carga de encima: las despensas orgánicas a domicilio. Nada más cómodo y sencillo. Simplemente tenemos que acceder al sitio web del negocio que ofrezca este servicio, escribir nuestros pedidos y enviar nuestra solicitud. Recibiremos la despensa en nuestro domicilio un  día de la semana determinado, dependiendo de la zona en que vivamos.

Al pedir despensas orgánicas a domicilio, además de ahorrarnos tiempo, reducimos nuestra huella de carbono, no sólo porque los alimentos que consumimos son ecológicos, sino porque no contaminamos al desplazarnos hasta un centro de consumo. Un sólo transporte lleva la despensa a decenas de hogares.

Esta es una lista de algunos sitios que ofrecen este servicio en el Distrito Federal:

Aires de Campo

Kuii

La Canasta Orgánica

The Green Corner

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Mermelada de flor de jamaica

Con la flor de jamaica, de textura carnosa y sabor intenso y agradable, elaboramos los mexicanos una popular “agua fresca” de destacadas propiedades alimenticias.

Pero de esta flor, la gastronomía mexicana obtiene mucho más que agua. Con ella se elaboran licores, mermeladas, gelatinas, pulpas, dulces, salsas, aderezos y muchos productos más.

Además, la flor de jamaica es el ingrediente principal de guisos y ensaladas. No sólo dota a los platillos de un sabor único, sino que les proporciona un gran colorido que despierta el apetito. En su libro Cocina Prehispánica Mexicana, Heriberto García Rivas se refiere a ella: “Siendo el mexicano antiguo un artista nato del color, buscó dar siempre a sus platos y condimentos los matices todos del arcoiris, porque bien sabía desde entonces lo que el europeo supo terminada la Edad Media y llegado el Renacimiento: que para que la comida deleite plenamente, no basta que huela y sepa bien, sino que es preciso que luzca atractiva y sus colores enciendan el deseo de probarla. Quizá ningún otro pueblo hizo en el mundo, como el mexicano antiguo, platos más variados, preparados con las flores de colores más vivos”.

Aquí les compartimos la deliciosa receta de mermelada de jamaica, una mezcla agridulce que puede acompañarse con pan o utilizarse como topping para un cheesecake.

Ingredientes

*Flor de jamaica orgánica (nosotras escogimos la de Aires de Campo)

*Azúcar mascabado

*Agua purificada

Hervimos la flor de jamaica en el agua hasta que se ablande; pasamos a una licuadora y batimos junto con el azúcar (a nuestro gusto) hasta formar una pasta espesa. Entonces, sólo queda disfrutar.

Los ingredientes

Deja un comentario

Archivado bajo Recetas